Pasar al contenido principal
19/06/2018

Así será la estrategia de Delta para enfrentar 2018

Jorge Castellanos / Viernes, 12 Enero 2018 - 09:48

.

Si 2017 fue un año en el que las aerolíneas hicieron hasta lo imposible para llamar la atención del público usuario –llegando incluso a protagonizar guerras tarifarias–, 2018 plantea retos importantes para las aerolíneas mundiales, sobre todo en un mercado tan competitivo como es el estadounidense. Ante esto, Delta Air Lines definió su estrategia para afrontar la lucha por los rendimientos de este año, que puede ser descrita en tres palabras: producto, eficiencia y alianzas.

En primer lugar, la línea aérea con sede en Atlanta apostará por un crecimiento, si bien modesto, de su capacidad, con la llegada 60 nuevas aeronaves. ¿Qué significa esto? Que la diversificación de la oferta de asientos se expandirá a más destinos, como ocurrió el año pasado, con la llegada de los primeros equipos Airbus A350, que introdujeron tarifas como Delta Premium Select.

La evolución de la flota en 2018 contribuirá con ingresos de 350 millones de dólares (mdd) hasta alcanzar los 2.2 mil mdd, impulsada por el crecimiento de 5 por ciento en asientos premium, así como por la expansión del servicio Basic Ecomomy”, señaló Paul Jacobson, director financiero de Delta, en la conferencia telefónica sobre resultados del grupo para el último trimestre de 2017 y el año completo.

Cabe señalar que tan solo en el último trimestre, estos productos para viajeros ejecutivos aportaron 200 mdd a los ingresos totales de Delta.

En lo que respecta a la eficiencia, las nuevas aeronaves también podrían ayudar a reducir costos operativos –principalmente combustible–, ahorro que Jacobson estimó en 100 mdd.

Finalmente, y mediante la integración de su red internacional de socios, ya sea en en el frente transcontinental (como la alianza trasatlántica con Air France-KLM, Virgin Atlantic y Alitalia) como a lo largo del continente Americano (por los acuerdos de cooperación mutua con Westjet y Aeroméxico), Delta espera recibir mayores beneficios en términos de rendimientos compartidos.

Cabe destacar que la empresa conjunta con Korean Air fue aprobada a fines de 2017 por las autoridades estadounidenses, por lo que se espera que sea a mediados de año cuando ésta comience a implementarse, una vez que los reguladores coreanos den luz verde.

Con todo esto, Delta espera que sus ganancias al cierre de año crecerán en un rango del 4 al 6 por ciento.

Como puede verse, en el fondo de este plan está el viajero internacional, experimentado y con alto poder adquisitivo, al que Delta además ofrecerá más opciones para mejorar su nivel de viaje, ya sea vía física (en el mostrador de la aerolínea) o digital.

No solo tenemos la base, sino que ahora tenemos los productos y servicios premium, y diferentes formas de adquirirlos a lo largo de toda la ruta de compra", concluyó Glen Hauenstein, presidente de Delta.

Facebook comments