Pasar al contenido principal
24/04/2019

Pasajero que caminó por el ala de un avión enfrentaría multa

Anli Álvarez Ramirez / Miércoles, 3 Enero 2018 - 18:32

Apenas inició 2018 y ya se registró el primer incidente con un pasajero de aerolíneas que "rompió" el internet. Y es que, en un acto de desesperación y luego de un largo tiempo de espera en la pista del aeropuerto de Málaga, un pasajero polaco decidió abrir la salida de emergencia y salir caminando sobre el ala de un avión de Ryanair.

Los sucesos ocurrieron el 1 de enero, cuando el vuelo FR8164 procedente de Londres tocó tierras españolas sin ninguna complicación. Sin embargo, luego de que el capitán anunció la llegada, los viajeros vieron pasar media hora sin ninguna explicación y sin poder descender de la aeronave.

Frente a ello, el hombre tomó su equipaje de mano y exclamó: "me voy por el ala" y realizó su salida, siguiendo las flechas de evacuación señaladas en el fuselaje. No obstante, al enfrentar la altura, el pasajero solo resolvió a sentarse.


Luego de esta intrépida actuación, la guardia civil española detuvo al individuo de 57 años y lo denunció ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), instancia que determinará su situación bajo el articulo 44 de la Ley de Seguridad Aérea española, con dos posibles escenarios: si el imprevisto se tipifica como "leve" se buscará una sanción equivalente, pero si se juzga como "grave", esto significaría una multa de por lo menos 5 mil euros (poco más de 6 mil dólares).

De momento, la línea aérea irlandesa ha comunicado que dejará en manos de la AESA lo que proceda con el caso. Esto como una recomendación establecida en la Guidance on unruly passenger prevention and management, documento de la Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA) que dicta como tratar a los pasajeros conflictivos.

Un problema generalizado

Según Analysis and Data Exchange System (STEADES), base de datos de la IATA que registra estadísticas de diversos rubros y en la que participan 190 aerolíneas de todo el mundo, entre 2007 y 2016 se registraron alrededor de 58 mil incidentes con pasajeros tipificados como problemáticos, 87 por ciento de los cuales se trató de algún percance de tipo verbal.

En tanto, incidentes como el del pasajero de Málaga –donde una persona viola o pasa por alto los protocolos de seguridad, o muestra una conducta violenta–, se presentan en un 12 por ciento. En la mayoría de los casos, la causa principal ha sido que dichos pasajeros están en estado de ebriedad o drogados.

Sin embargo, el mismo informe indicó que de 2015 a 2016 hubo un decremento de estás situaciones, con 1017 reportes menos. Así, actualmente, por cada mil 434 vuelos hay un incidente generado por viajeros insubordinados.

Por ahora, el usuario de Ryanair quedó detenido gracias a la siguiente definición establecida en la Ley de Seguridad Aérea: "se considerarán pasajeros conflictivos a aquellos pasajeros cuyo comportamiento amenace la seguridad del avión, de su tripulación o de otros pasajeros".

No obstante, tiene a su favor que al parecer no se encontraba bajo la influencia de sustancia alguna y, según declaraciones de otros tripulantes del vuelo, mostró problemas de asma y usó inhalador durante todo el viaje, razones que pudieron incitarlo a salir con urgencia.

Asimismo, trascendió que cuando el avión partió del aeropuerto londinense de Stanted llevaba entre 30 y 45 minutos de demora, por lo que el viajero polaco ya protestaba, molesto.

Facebook comments