Pasar al contenido principal
23/07/2018

“La aviación aún no considera a la mujer tan productiva como al hombre”

Jorge Castellanos / Miércoles, 24 Mayo 2017 - 09:49
Entrevista con Ana Persiani, vicepresidenta para las Américas de IAWA

El consenso general dice que la aviación es una industria de hombres, y el número de mujeres piloto alrededor del mundo da cuenta de ello. Por mencionar un dato: tan solo el seis por ciento del total de licencias de piloto en la aviación general de los Estados Unidos han sido otorgadas a mujeres. Y si nos vamos a los niveles operativos y administrativos, las cosas no pintan mucho mejor.
 
A21 platicó con Ana Persiani, directora regional para Latinoamérica y el Caribe de Aireon, empresa dedicada a la vigilancia del tráfico aéreo, quien considera que el rezago es tan grande, no solo en la industria aérea mundial sino particularmente en la región, que cree “no llega ni a cinco el número de directoras generales en las aerolíneas”.

"Si vamos a las áreas operativas de una línea aérea, por ejemplo, realmente son muy pocas las mujeres en áreas de despacho, en áreas de pilotos, en ingeniería de operaciones, en la gerencia, inclusive”.

 
Para esta ejecutiva de aviación, que inició su carrera en la aerolínea TACA y cuenta con una trayectoria de cerca de 20 años en la industria, esto se debe principalmente a la idea que se tiene de la capacidad de las mujeres:

"Se cree todavía que la mujer es frágil, también por tener la responsabilidad principal familiar de los hijos, lo que a veces va en detrimento de cómo nos ven en la oficina: ‘ah, bueno’, dicen ‘tal vez una mujer no porque va a quedar embarazada, tenemos que darle tiempo el tiempo de embarazo…’, y entonces  no se ve a la mujer de la misma manera, como una persona tan productiva como es el hombre”.
 
De origen salvadoreño, la también ex directora de ventas para TEXTRON considera que la idiosincrasia de cada país influye en este aspecto:

"Viniendo de un país latinoamericano, a veces también existe la mentalidad de que la satisfacción para la mujer tiene que ser casarse y tener hijos; y si va a estudiar, tienen que ser otro tipo de carreras no tan técnicas”.

Por todo lo anterior, Persiani colabora como vicepresidenta para las Américas en la Asociación Internacional de Mujeres en la Aviación (IAWA), organización fundada en 1988, que cuenta entre sus integrantes con representantes de las 230 mayores empresas y organizaciones de las industrias aeroespacial y de la aviación del mundo, y cuyo objetivo es reconocer e impulsar la excelencia y el liderazgo de las mujeres en la aviación.
 
Conectar e inspirar
 
Para IAWA, la mejor forma de acabar con la brecha de género recae en dos acciones fundamentales: acercar e impulsar a las mujeres para que amplíen su posición o se adentren en la aviación.
 
En el primer caso, el organismo cuenta con la iniciativa IAWA Connect, que consiste en una serie de eventos itinerantes y de carácter presencial donde expertas, ejecutivas, pilotos, y hasta estudiantes del todo el mundo pueden conocerse, interactuar y entablar redes de trabajo, de manera que puedan concretar los contactos y aprender sobre las historias de éxito que les ayuden a alcanzar sus metas en la industria.
 
La invitación a estas recepciones no es exclusiva para las miembros de IAWA: cualquier mujer relacionada con la industria de cada país sede puede participar.

El último IAWA Connect se llevó a cabo el pasado 17 de mayo en la sede de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en Montreal, Canadá, y contó con la participación de Angela Gittens, directora general del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), y Shaesta Waiz, piloto afgana y fundadora de Dreams Soar, iniciativa para impulsar la formación de niñas y jóvenes en carreras científico-tecnológicas.

IAWA Connect Montreal

A nivel de las nuevas generaciones, IAWA cuenta con un programa de becas de excelencia, que otorga apoyo financiero a estudiantes jóvenes para cursar una carrera en universidades seleccionadas.

 
Además, están los círculos de mentoring, grupos organizados por interesadas en desarrollar una carrera profesional en la industria y donde reciben consejo de expertas afiliadas a IAWA que fungen como mentoras y guías.
 
Persiani mencionó de manera especial el caso de Divya Kamania, quien se enfrentó a prejuicios sociales y culturales en su natal India para enrolarse en una ingeniería aeronáutica, en los Estados Unidos. Ella asistió a una reunión IAWA Connect, participó en uno de los círculos de mentoring y ganó la beca para continuar con sus estudios de maestría en la Universidad Aeronáutica de Embry-Riddle de Florida.
 

"Aquellas mujeres que lo han logrado, lo han hecho gracias a que han tenido mentores o gente que sí las ha apoyado”, aseguró.

 
Hombres y mujeres, unidos
 
A fin de cuentas, no todos los hombres ponen barreras al desarrollo de la mujer en la aviación, y Persiani cree que éstos también pueden elegir impulsar y dar oportunidad a que más mujeres se incorporen en puestos de alta responsabilidad en la industria.
 
“Creo que con el apoyo del gremio de mujeres, y obviamente, de los hombres, que tienen también sus propias habilidades y muchos apoyan que la mujer suba en los peldaños dentro de las organizaciones, con la ayuda de todos vamos a poder ir dando pasos más grandes”.
 
De manera recíproca, las mujeres también pueden elegir unirse a IAWA u otras iniciativas y empezar a influenciar a las nuevas generaciones de mujeres para que se interesen en la industria.
 

“El mensaje para nosotras como grupo de mujeres (en la aviación) es: empoderémonos, inspirémonos, conectémonos para apoyarnos mutuamente a desarrollarnos dentro de la industria”, finalizó.

Facebook comments