DOT arranca proceso de asignación. Aerolíneas tienen hasta el 23 de enero para enviar propuesta

¿Quién quiere los slots que cederán Aeroméxico y Delta?

Luego de que Aeroméxico y Delta Air Lines han aceptado las condiciones regulatorias que deben cumplir para iniciar una operación transfronteriza conjunta, el Departamento de Transporte (DOT) de los Estados Unidos ha iniciado el proceso para transferir las franjas horarias (slots) de dichas aerolíneas a sus competidores.

A través de una nueva orden –publicada el pasado 6 de enero en el expediente de la empresa conjunta–, el regulador estadounidense ha establecido los requisitos y procesos necesarios para que aquellas aerolíneas elegibles puedan utilizar los 24 slots que serán entregados por la alianza en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM o MEX), así como los cuatro pertenecientes a Delta en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York (JFK).

Al seleccionar entre las propuestas, el Departamento considerará a aquellos solicitantes con mayores probabilidades de ofrecer y mantener un servicio que satisfaga el objetivo de la desinversión. Esto incluye la introducción de una dinámica de competencia y disciplina de precios entre los mercados de EU-MEX y JFK-MEX”, señaló el organismo en el documento.

Entre las cláusulas de la nueva orden destaca la que indica las aerolíneas elegibles en cada uno de los aeropuertos, como sigue: Alaska Airlines, Southwest Airlines, JetBlue Airways, Frontier Airlines, Sun Country Airlines, Virgin America, Allegiant Air, Spirit Airlines, Hawaiian Airlines, Volaris y VivaAeroBus en el AICM. Y en JFK de Nueva York: Alaska Airlines, Southwest, Frontier, Sun Country, Virgin America, Allegiant, Spirit, Hawaiian, Interjet, Volaris y VivaAerobus.

Fases y plazos

Como había indicado en su autorización final al acuerdo de cooperación mutua, el DOT reiteró que la asignación de las franjas horarias desinvertidas se realizarán en dos fases: la primera fase implica la reasignación de 2 pares de slots en JFK y 14 en MEX, con el entendido de que 8 de estos serán asignados bajo las pautas que la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) estableció para otorgar su anuencia a la alianza y bajo las metodologías propias de ambos aeropuertos y respetando los derechos históricos de los operadores.

Entre otras acciones, COFECE estableció que los operadores solicitantes deberán obtener autorización por parte del AICM antes del 17 de mayo de 2017, y que los slots desincorporados no podrán ser reasignados a Aeroméxico-Delta por los próximos 10 años.

Por su parte, la entrega de los restantes en la segunda fase dependerá de que los potenciales beneficiarios demuestren que no han podido acceder a estas franjas horarias a través del proceso normal de asignación de los aeropuertos MEX y JFK. Esta fase deberá cumplirse de acuerdo a los plazos establecidos por el DOT (en próximas órdenes), a tiempo para que los slots sean transferidos durante la temporada aeronáutica de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), en el verano de 2018.

Las propuestas de los solicitantes también serán examinadas por sus beneficios más allá de las simples conexiones, como son la apertura de servicios a comunidades que antes no contaban con vuelos directos en estas rutas, así como la capacidad de la propuesta para mejorar la calidad de la competencia, por ejemplo, al ofrecer frecuencias adicionales en ambos mercados o introducir nuevos modelos de negocio.

Las aerolíneas deberán presentar sus propuestas a más tardar el 23 de enero de 2017, y la decisión final será emitida el 17 de mayo de 2017.