Pasar al contenido principal
23/10/2018

¡Todos a bordo!

Irais García Morales / Jueves, 17 Noviembre 2016 - 09:23

Sonrisas, palabras de bienvenida y más alegría de lo habitual generaron, desde el abordaje, un ambiente de confianza y emoción en la puerta 17 de la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), y no era para menos, pues desde la sala de espera los pasajeros supieron que serían parte de la historia de Volaris, al abordar por primera vez el Airbus A320neo.

El primer A320neo que opera en Latinoamérica llegó en septiembre pasado a la flota de Volaris, siendo ésta la primera entrega de 45 pedidos para los próximos cuatro años, y hoy ya comenzó a conectar pasajeros entre el AICM y el aeropuerto de Cancún con una configuración para 186 pasajeros. Esto fue motivo de una ceremonia en la que el clásico “bautizo” a la aeronave no faltó al momento del despegue, sin embargo el cielo ya había hecho lo propio luego de una lluvia incesante.

Los pasajeros a bordo lucían entusiasmados, pues notaban “los asientos cómodos” y esa sensación “de niño con juguete nuevo” como la describió Guillermo Pérez, quien iba rumbo a Cancún a disfrutar unos días lejos del ajetreo de la ciudad con su esposa e hijos.

No obstante y pese a la seguridad que brindan los aviones modernos, había personas que se notaban nerviosas, tal fue el caso de Luz María Zavala, quien se dijo “nerviosa porque con este primer vuelo del avión me acuerdo del Titanic”, no obstante se dijo confiada al ser una pasajera frecuente de la aerolínea.

La emoción continuó al iniciar el despegue, ya que debido a la lluvia que arreciaba en la Ciudad de México los primeros minutos del vuelo se vivieron con algunas turbulencias, no obstante el panorama cambió minutos después cuando el sol, que resplandecía en el cielo, se hizo presente para iluminar el camino que el A320neo recorrió por primera vez y a lo largo de mil 295 kilómetros, para llegar a su destino.

Al tiempo que la aeronave alcanzó la velocidad crucero, arrancó el servicio a bordo: los sobrecargos ofrecieron bocadillos y bebidas para hacer más ameno el viaje, no obstante la mayor sorpresa llegó cuando Mario Geyne, director de Servicio al Cliente de Volaris pasó al frente y anuncio la rifa de 10 pases dobles para viajar en esta aerolínea, como parte del festejo por el vuelo inaugural del A320, cuyo motor permite un ahorro de 15% más combustible respecto a los A230.

El color esmeralda del mar de las paradisíacas playas de Cancún, que resplandecía a través de las ventanillas del Airbus A320neo, dejaba saber a los pasajeros que el primer recorrido de "Berenice", flamante miembro de la flota de Volaris llegaba a su fin, no así las emociones pues el destino maya los aguardaba con su misticismo y bellezas naturales.

Al aterrizar, la aeronave fue recibida nuevamente con el tradicional “bautizo”, que bajo el sol de Quintana Roo esta vez fue más evidente para los pasajeros, quienes aplaudieron como signo de agradecimiento y emoción por formar parte de este momento de la aviación mexicana.

Twitter: @Irale1427

Facebook comments