Pasar al contenido principal
03/07/2020

Síndico debe entregar informe sobre bienes de Mexicana

Daniel Martínez / Lunes, 23 Mayo 2016 - 07:34
La eventual venta de los bienes sería en beneficio de los trabajadores

Luego de que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) ordenara el embargo precautorio de los bienes tangibles e intangibles de la empresa Mexicana de Aviación el pasado jueves 12 de mayo, el Síndico de Mexicana, Alfonso Ascencio Triujeque tendría hasta esta semana para rendir un informe sobre los mismos ante tal institución.

Son nueve días para que el Síndico presente sus argumentos para luego entonces continuar con el proceso de embargo”, indicó Eduardo Pagés, vocal de la delegación de Mexicana en la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA).

Desde que la JFCA ordenó tal embargo hasta la fecha, el Síndico de Mexicana no ha emitido declaración pública alguna con respecto al mismo. Según la delegación sindical de Mexicana, Ascencio Triujeque deberá rendir cuentas por los gastos y el dinero que se tenía en caja, hablan de monto aproximado de entre 80 y cien millones de pesos.

“Deberá entregar todo lo que tiene bajo su control como Síndico, estamos hablando de cuentas del edificio de adiestramiento, y las hipotecas de los inmuebles que entregó directamente ASSA (Sindicato de Sobrecargos de Aviación), un edificio en Guadalajara, las oficinas comerciales que tenía Mexicana, departamentos de oficina, entre otros” declararon en ASPA.

Una vez que el Síndico presente su informe relacionado con los bienes y proceda el embargo, la JFCA haría un avalúo de los mismos para luego enajenarlos, en este punto se analizaría el estado en el que se encuentran las instalaciones y propiedades de Mexicana.

Este avalúo, acorde a Pagés, tardaría alrededor de siete semanas, una vez que se efectúe la enajenación de bienes, y pese a que la mayoría de las instalaciones y propiedades de la aerolínea ya están valuados (el simulador de vuelo tiene un costo aproximado de seis millones de dólares, y los aviones que aún posee la empresa, diez millones de dólares), el Centro de Mantenimiento, Reparación y Operaciones (MRO) aún requiere ser analizado.

“Por lo tanto, si alguna empresa quiere comprar el MRO de Mexicana, o el simulador de vuelo de esta empresa, o cualquier otro bien que haya pertenecido a la empresa, el dinero recabado debería ser entregado a los trabajadores de la aerolínea”, puntualizó.

Que, por cierto, el centro de adentramiento de Mexicana actualmente se encuentra en uso, y está rindiendo frutos, añadió Pagés, quien dijo que esta instalación es rentada por aerolíneas mexicanas como Volaris, así como por empresas chinas para formar nuevos pilotos.

Los bienes intangibles, como rutas y slots

“En su momento, Consuelo Soto, cedió en cantidad de préstamo las rutas y los slots de Mexicana a Volaris, Interjet y Aeroméxico, con la finalidad de que siga existiendo conectividad en el país”, aclaró Pagés.

Este préstamo –que indica que estos bienes intangibles continúan perteneciendo a la aerolínea Mexicana– será reclamado por los trabajadores de Mexicana, ya que ha sido un “usufructo”, por el que las tres aerolíneas no han pagado.

Mexicana en su momento invirtió dinero, tiempo y promoción para lograr hacer que los trayectos y los destinos fueran redituables, por lo que forman parte de la estructura de la empresa, y así como otras empresas pagarán por adquirir bienes tangibles como el MRO, las rutas y los slots tienen un costo y por lo tanto, deberían tener un beneficio económico para la gente de Mexicana, finalizó Pagés.

Facebook comments